Avisar de contenido inadecuado

CREANDO CONCIENCIA INDIVIDUAL

{
}

La conciencia es una palabra que la leemos en muchas partes; todos en algún momento la usamos. Hay muchos que la han usado en discursos hermosos, como por ejemplo cuando se dice : “crear conciencia colectiva”, uno hasta siente que todo será hermoso pero realmente ¿somos consciente de lo que es la conciencia?.
Quizás lo primero que debemos preguntarnos es: ¿realmente importa ocupar tiempo para hablar de este término?.
Sinceramente no solo importa sino que es obligatorio, porque a igual que muchas otras definiciones las personas usamos las palabras como un constructo mental, somos capaces de definirla, de enmarcarlas, pero lo más difícil de la palabra o de las palabras es “vivirlas” (transformarlas en actos o en la razón de los actos).
Así que comenzaremos revisando dos definiciones:

Conciencia y Consciencia. Quizás podríamos decir que son las mismas, si quizás, somos libres de pensar lo que queramos pensar. En esta ocasión vamos a utilizar entonces lo que el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española nos dice de ambas:
CONCIENCIA: Proviene del lat. conscient?a, y con ella definimos lo siguiente:
1. f. Conocimiento del bien y del mal que permite a la persona enjuiciar moralmente la realidad y los actos, especialmente los propios.
2. f. Sentido moral o ético propios de una persona.
3. f. Conocimiento espontáneo y más o menos vago de una realidad.
4. f. Conocimiento claro y reflexivo de la realidad.
Si unimos todas estas definiciones podemos decir que tener conciencia de algo es un conocimiento que la persona tenga de “algo” que es producto de un conocimiento adquirido, trasmitido o reflexivo que le hace aplicar sus principios morales y éticos, permitiéndole enjuiciar los actos de la realidad principalmente los propios, basándose en el principio de lo que pertenece al bien o de lo pertenece al mal y desde allí usar su libre albedrio.
CONSCIENCIA : Esta definición difiere de la anterior aunque está relacionada. Proviene de la misma palabra latín del que proviene la Conciencia y con ella entendemos lo siguiente:
1. f. Capacidad del ser humano de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella
2. f. Conocimiento inmediato o espontáneo que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones.
3. f. Conocimiento reflexivo de las cosas..
¿Porque es importante diferenciar estas dos palabras?
Básicamente por lo que representa para la misma persona y para la persona dentro de la sociedad. Por lo que representa en cuanto al cumplimiento de principios, deberes y obligaciones que tiene las personas.

Enfocaremos estas palabras en el marco de lo que es la Fe cristiana, de lo que es la creencia de la existencia de Dios y de cómo vivimos desde nuestra Conciencia o Consciencia la palabra de Dios.
Un niño desde pequeño es llevado a la iglesia católica o de alguna otra rama de la religión o de creencias. Ese niño va a ir adquiriendo un conocimiento, una información y su conducta, su creencia va a ir siendo moldeada por esa información que recibe desde pequeño (Le están formando la Conciencia).
El niño a medida que pasan los días, los años, no solo va creciendo y va recibiendo más información ,sino, que va estableciendo comparaciones de la información que recibe domingo a domingo en la lectura de la palabra de Dios, por ejemplo en la Misa dominical o en sus clases de catecismo y la compara con la información que recibe en la práctica en la realidad en su entorno ( en su casa, en su escuela, en la escuela de deporte por ejemplo).
Es decir ese niño recibe una información acerca de Dios pero cuando regresa a su casa, a su escuela, cuando sale a la calle en la práctica busca, entender cómo es que la palabra de Dios se cumple ahí en esos escenarios. Cuando el niño hace esto, esta formando y autoconstruyendo la CONSCIENCIA.
Coloquemos un ejemplo: uno de los mandamientos que Dios nos entrego fue:
                                 No dirás falsos testimonios ni mentiras.
Este viene a ser uno de los primeros mandamientos que el niño aprende a que No se Cumple. El niño ve como su madre le dice por ejemplo, no le digas a tu padre tal cosa, o que el padre le dice dile a quien llame por teléfono que no estoy cuando, si esta. Con este simple ejemplo el niño va aprendiendo que los mandamientos de Dios se pueden acomodar a la conveniencia del hombre. A la larga ese niño crecerá y le tocara entonces hacerse CONSCIENTE de esta realidad y le tocara definir como va a vivir la palabra de Dios.
Cuantas veces, no justificamos nuestro no cumplimiento de los mandamientos de Dios diciéndonos a nosotros mismos es que No soy Cociente de quien soy acá en la tierra. Y ya ahí de alguna forma hay un acto de Consciencia, porque si releemos ambas definiciones para llegar a esta conclusión, de que no saber quién se es, la persona ha tenido que reflexionar y tratar de ubicarse y entender como se relaciona en el medio.

Los mandamientos de Dios fueron entregados al hombre para ser cumplidos. No para ser cuestionados. No para ser acomodados a los días. No para colocarlos en duda. Simplemente para ser cumplidos con la firme convicción y Fe de que así Alabamos a Dios, el único creador a quien nos debemos.
Es por eso que definitivamente hay que crear Conciencia individual, hay que pensar, hay que reflexionar. Pero no hay que reflexionar sobre si debo o no cumplir los mandamientos. No porque los mandamientos no se reflexionan simplemente se cumplen, lo que hay que reflexionar es como cada uno de nosotros “Vivimos los mandamientos”.
Y una vez hecho esto creamos CONCIENCIA de cómo vivimos, de cuales son realmente nuestros valores éticos y morales y a la vez estamos creando COSNCIENCIA de nosotros mismos y de cómo vivimos la palabra de Dios en esta realidad cotidiana, que es la forma que tenemos de alabarle y adorarle.

 TAGS:undefined

{
}
{
}

Deja tu comentario CREANDO CONCIENCIA INDIVIDUAL

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre